¿Ecuador (y Latinoamérica) está preparado para la cuarta revolución industrial?

Un término que se ha escuchado mucho en los últimos años es “Cuarta Revolución Industrial”, pero que significa exactamente estas tres palabras, y más importante aún, ¿están los países latinoamericanos listos para afrontarla?

La cuarta revolución industrial es una tendencia (QUE YA ESTÁ OCURRIENDO) de transformación total del mundo en que vivimos, el cual se está dando por varios factores entre los que se destaca la convergencia de la tecnologías digitales, físicas y biológicas.

Los efectos de esta “revolución” esta creando “fábricas inteligentes”, las cuales funcionan sin necesidad de humanos, lo que está causando un gran cambio en el campo laboral de todo el mundo, de hecho se prevé que para 2020 serán 5 millones de plazas de trabajo que desaparecerán por esta razón.

UNA TRANSFORMACIÓN TOTAL

El problema no es el cambio, todo dependerá de la capacidad de adaptabilidad que tengamos hacia el nuevo mundo.

El mundo ha cambiado muy rápido, para los jóvenes que estamos saliendo al mundo laboral nos han cambiado totalmente las reglas del juego con las que nuestros padres nos criaron.

Estudiar una buena carrera, buscar trabajo, subir cargos y jubilarte ya no es un plan 100% certero. Cada vez la tecnología está reemplazando la necesidad de largos equipos de trabajo, además que la oferta de trabajadores cada vez es mayor, añadiendo que esta generación ha sido testigo de cómo miles de personas han logrado salir de la nada y obtenerlo todo, ha causado que “la vida normal” como la conocemos ya no sea tan común.

Por esta razón es que la cantidad de emprendedores han aumentado tanto en los últimos años, algunos por convicción y otras por necesidad, pero todos han sido afectados por la Cuarta Revolución Industrial.

LA SOLUCIÓN

La ley de la evolución de Charles Darwin es clara “Adaptarte o Perecer”.

La respuesta que debemos dar a este cambio es ser parte y protagonista del mismo.

Hoy más que nunca se necesitan mentes que trabajen juntas para CREAR soluciones para nuestro mundo, lo cual ya se está dando, por ejemplo:

  1. Facebook y Google tienen proyectos para dar Internet gratis a todo el mundo.
  2. Los países emergentes (como India y Emiratos Arabes Unidos) están dando soluciones para sus problemas del agua con tecnologías de desanalización.
  3. Impresoras 3D cada vez más poderosas que permitirá obtener cualquier objeto que deseemos.
  4. Transplantes.
  5. La genética tiene la llave para acabar con el hambre en el mundo.

Los problemas de hace 10 o 20 años están siendo solucionados, el mundo al parecer se está volviendo “en un lugar mejor”. Pero no todo puede ser perfecto, estamos en la época más conectada de la historia, sin embargo la gente que se siente “sola” está incrementando cada vez más. Nuestros problemas también están cambiando.

Y todo esto esta ocurriendo en el mundo ahora, pero ¿Qué pasa en Latinoamérica?

LA SITUACIÓN EN LATINOAMÉRICA

Se podría considerar que Latinoamérica está en desventaja ante los países del Primer Mundo, pero éste es un concepto del pasado.

En un mundo tan conectado como el nuestro ya no se puede hablar de distancias geográficas, ahora tenemos que pensar en nuestro mundo como uno sólo y que lo que está pasando a la otra parte del mundo también está pasando aquí.

El problema más bien es propiamente INTERNO, nuestra mentalidad siempre ha estado atrasada a la de los demás. Sólo cuando asimilemos esto y estemos dispuestos a convertir nuestras ideas en realidad es que empezaremos a formar parte del cambio.

Debemos además estar conscientes que la Cuarta Revolución Industrial no es algo del futuro, ya está ocurriendo, y estamos viendo los efectos, no debemos quedarnos sentados esperando a su desenlace, en su lugar formemos parte de la REVOLUCIÓN.